Dzumhur tuvo una leve reacción cuando logró romper por primera vez el saque
Rafa Nadal pone rumbo al éxito en Australia al ganar (6-1, 6-3 y 6-1) a Dzumhur y en octavos espera Diego Schwartzman muy concentrado
Rafa, vencedor por 6-1, 6-3 y 6-1, no tuvo piedad de su rival al que recordaba por haberle visto celebrar su retirada por insolación en la segunda ronda de Miami en 2016. Damir no estaba tan contento.
AGENCIA MANACORNOTICIAS 19/01/2018 - 12:31:35
En octavos le espera Diego Schwartzman, vigésimo cuarto favorito y que se desfondó para doblegar la resistencia de Alexandr Dolgolov por 6-7(1), 6-2, 6-3, 6-3. Se han enfrentado en tres ocasiones.

Rafael Nadal estaba jugando al parchís antes de su partido de tercera ronda del Open de Australia en la sala de jugadores del torneo mientras que Damir Dzumhur estaba repartiendo entradas a sus amigos y conocidos bosnios que residen en Melbourne. Esa es la diferencia entre un tenista que es el número uno mundial y que opta en la capital de Victoria a su decimoséptimo 'Grand Slam' de un jugador que ya vive como una fiesta el haber ganado dos partidos en un evento como es Australia.

Rafa, vencedor por 6-1, 6-3 y 6-1, no tuvo piedad de su rival al que recordaba por haberle visto celebrar su retirada por insolación en la segunda ronda de Miami en 2016. Damir no estaba tan contento este viernes cuando veía que se le escapaban casi todos los puntos del partido. De los primeros 24, Nadal sumó 20. Habían pasado 15 minutos, con un marcador de 5-0, y el aficionado que llenaba la segunda central del Melbourne Park se preparaba para un monólogo como el que vivió el primer día entre Nadal y el dominicano Víctor Estrella Burgos.

Nadal tuvo incluso pelota de 6-0 pero la fortuna quiso que su adversario saliera vivo en el sexto juego y lograra estrenar su casillero a los 19 minutos. La dominación del español era insultante.

Nadal tuvo incluso pelota de 6-0 pero la fortuna quiso que su adversario saliera vivo en el sexto juego y lograra estrenar su casillero a los 19 minutos. La dominación del español era insultante porque delante estaba el número 30 del ranking mundial. Alguien que en 2017 había levantado los títulos de San Petersburgo y Moscú. El set perfecto es lo que firmó el primer favorito ante la satisfacción de su banquillo. Dzumhur empequeñecía a igual que el pendiente que lucía en su oreja izquierda.

Había ganado todos los puntos con el segundo servicio, con 13 ganadores y seis errores no forzados. Rafa había definido a Dzhumur en la previa como un tenista muy bueno tácticamente que no regala nada. Este viernes no se cansó de fallar y fallar. Era la primera vez que el balear jugaba un partido del Open de Australia en la Margaret Court y le sentó bien aunque los fondos no son tan espaciosos como los de la Rod Laver Arena. Tan importante como ganar es hacerlo rápido, sobre todo en días como hoy opor el cansacio extra por las altas temperaturas. El campeón del torneo en 2009 la quemaba con su derecha.

En octavos le espera Diego Schwartzman, vigésimo cuarto favorito y que se desfondó para doblegar la resistencia de Alexandr Dolgolov por 6-7(1), 6-2, 6-3, 6-3. Se han enfrentado en tres ocasiones y todas ellas han caído del lado español. Dzumhur tuvo una leve reacción cuando logró romper por primera vez el saque de su adversario en el cuarto juego de la continuación. Por primera vez firmaba las tablas en el marcador. 2-2. Fue un puro espejismo porque el cuarto 'break' del manacorí llegaría inmediatamente después.La puesta en escena de la pelota por parte del bosnio era una invitación a la rotura. Sólo había ganado el 50 por ciento de primeros saques y el 28 con los segundos. Por Joan Solsona de Marca. 

¿Te ha parecido interesante la noticia?

 Sí  No
Reciente
Visto
Comentado